Consejos

Cómo comer más fruta y verdura sin darte cuenta

By 12/11/2019No Comments
Estanteria verduras

En Domiko sabemos que no nos apetece comer fruta y verdura tan fácilmente como unas deliciosas croquetas a la brasa, unas chuletillas de cordero al sarmiento,  un solomillo de ternera a la brasa o, por supuesto, un buena chuleta de vaca a la brasa. Y es que, aunque sean uno de los grupos de alimentos más importantes, no consumimos tanta como deberíamos. Así que, no dudes en seguir leyendo, porque a continuación te damos una serie de consejos para que incluyas más fruta y verdura en tu día a día y sí, casi sin darte cuenta:

1. Si pasas mucho tiempo fuera de casa…¡llévalos encima!

Un buen truco, sobre todo para todas aquellas personas que trabajan muchas horas y que no llegan hasta bien entrada la noche a casa, es llevar una o varias deliciosas piezas de fruta en el bolso. Naranjas, manzanas, plátanos o un par de mandarinas, tan saludables y fáciles de comer… ¿Que te entra el gusanillo del hambre a las 17 de la tarde? Perfecto. Acompaña tu golosina natural con una infusión o un café con leche y verás la energía que te aporta.

Y, si eres más de salado, también tienes alternativas: unos palitos de zanahoria o de pepino, unos frutos secos al natural, como nueces o avellanas, fuente de proteínas que te saciarán durante horas.

Bolsa platano
Dips veggie

2. Añade verduras a tu sándwich o bocata

Un buen bocadillo es irresistible, pero si pruebas a añadirle unas rodajas de tomate, unas hojas de lechuga o rúcula, o unos rabanitos encurtidos, tendrás un mix de sabor de lo más sano.

El aguacate, fruta estrella de los últimos años, combina perfectamente con pavo, jamón y  pollo. Pruébalo en tostadas para desayunar, sano y delicioso. ¿Quién dijo que cuidarse era aburrido?

Sandwich aguacate
Tosta aguacate

3. Tus ensaladas…¡bien completas!

La aburrida ensalada de lechuga, atún, tomate y cebolla ya ha pasado a la historia. Hoy en día, son platos llenos de color, macronutrientes y vitaminas gracias a la combinación de verduras, legumbres y cereales. Si estás buscando nuevas, y deliciosas, ideas de ensalada te recomendamos que le eches un vistazo a nuestras recetas de ensaladilla rusa.

Bol ensalada

4.  Y cuando hagas pasta…¡cambia tus hábitos!

La pasta es uno de los alimentos que más nos gusta, especialmente a los más pequeños. Por eso te proponemos añadir verduras como tomate, zanahoria o cebolla a tus recetas de pasta tradicional, lograrás un plato  mucho más nutritivo y equilibrado.

Además, si quieres ir un paso más allá, puedes directamente sustituir la pasta por verdura o legumbres. Hoy en día, es muy fácil comprar espaguetis de calabacín o macarrones de harina de garbanzo, lenteja roja o guisantes. Tienes que probarlo, ¡está delicioso!.

Pasta de calabacín

5. Snacks saludables, ¿quieres unas patatas fritas?

Pongamos por caso que hoy te apetece un snack diferente, ¡estupendo!. Fríe unas rodajas de plátano, remolacha o calabaza, la fusión de sabores es deliciosa. Aunque si prefieres una opción más sana, ¡cocínalo al horno!. Pequeñas recetas que puedes cocinar de manera rápida y sin complicaciones y que, te aseguramos, gustarán incluso a los más pequeños.

Patatas fritas sanas

6. Batidos al poder

Si te gustan los batidos de fruta y verdura, estás de suerte, porque son nutritivos y un tienen un alto aporte vitamínico. Aunque recuerda, que siempre es preferible consumir verduras y frutas de temporada

Batido verde

“Una ración diaria de 3 o 4 frutas, aportan naturalmente los requerimientos diarios de vitamina C”

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad