Consejos

Trucos Domiko para cocinar un buen chuletón

By 07/01/2019enero 9th, 2019No Comments

En este artículo del blog de Domiko os vamos a enseñar cómo se debe cocinar un buen chuletón, o como decimos nosotros, txuleton.

1 La selección de la carne

Lo primero que hay que hacer es seleccionar la carne. En eso os podemos ayudar nosotros, ya que en Domiko tenemos una carne de muchísima calidad a un precio inigualable. El tiempo de maduración del chuletón es también ¡ muy importante, y por eso en nuestras cámaras la carne pasa el tiempo justo.

2 El corte de la carne

Fundamental en un chuletón es el corte y las dimensiones de la carne. En Domiko cortamos la carne al gusto, pero en cuanto a las dimensiones del chuletón, poco margen tiene el cliente. Un chuletón perfecto nunca debe de tener menos de 4 centímetros de grosor ni tampoco superar los 6. Además, lo cortaremos de forma perpendicular y homogénea para que tenga las mismas dimensiones por arriba que por abajo.

3 Los preparativos

Si en casa o en tu txoko has guardado la carne en la nevera, sácala entre 2-3 horas antes de cocinarla para que se atempere. Si la ponemos directamente del frío no se hará de manera homogénea y además perderá muchos líquidos, lo que implica que perderá jugosidad. Si en la carne que ha esperado en la nevera ves alguna pequeña zona oxidada, eso quiere decir que tiene un color diferente al rojo intenso, quítala para no encontrar sabores extraños.

4 Chuletón a la parrilla

El chuletón puede prepararse de diferentes maneras, y definitivamente la parrilla suele ser la opción estrella. Para las brasas lo mejor es utilizar madera noble como la de encina o de roble. Tienen una fuerza calorífica mayor, además de conservar el calor durante más tiempo y de aportar aromas sutiles a la carne.

El momento ideal para poner el chuletón en la parrilla es 30-40 minutos después de haber encendido el fuego. Cuidado imprudentes que hacéis que la llama toque la carne. Siempre debe ponerse sobre las brasas. Tras cuatro minutos al fuego, voltearemos y echaremos sal gorda marina en el lado en el que ha estado al fuego. Otros cuatro minutos y volveremos a voltear. Luego, tendremos la carne en la parrilla hasta que por la parte exterior se forme un poco de costra, pero cuidado con no pasaros, el interior tiene que quedar igual de rojo intenso como estaba al principio.

5 Chuletón a la plancha

Hay que poner muy poco aceite a la plancha, lo justo para que no se pegue. Recuerda, la idea es hacerlo a la plancha, no freirlo. La plancha deberá estar bastante caliente a la hora de poner el chuletón. A diferencia de la parrilla, el calor que emite la plancha es más homogéneo y está en contacto con la propia carne, por lo tanto no andaremos dándole tantas vueltas. Bastará con 2 o 3 veces como máximo. A igual que en la parrilla, echaremos la sal gorda marina en la parte que primero ha estado en contacto con la plancha.

6 El emplatado

Saca el chuletón cortado en un plato grande o en una fuente, separando la carne del hueso. Pero no tires nada, déjalo todo en el mismo plato. El tipo de corte dependerá del gusto, pero es mejor que todos sean homogéneos.

La carne es mejor dejarla reposar un par de minutos después de hacerla, por lo tanto lo mejor es dejar el plato o fuente con la carne cerca de una fuente de calor o con un trapo limpio por encima. ¡Y listo! ¡Ya tienes tu buen txuleton Domiko en su punto para comer!

¡Y listo! ¡Ya tienes tu buen txuleton Domiko en su punto para comer!

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad